The Women's Hospital at Renaissance

Histerectomía 

En el pasado, las mujeres con histerectomía debían dejar en suspenso sus vidas para recuperarse de la cirugía, que tomaba seis semanas para recuperarse completamente. Pero ya no es el caso. Los médicos del Women’s Hospital at Renaissance utilizan técnicas mínimamente invasivas para realizar cirugías ginecológicas. En muchos casos, puede volver a su vida normal en pocos días, con menos dolor, menos complicaciones y menos cicatrices.

Cirugía robótica Da Vinci
La cirugía ginecológica abierta tradicional, donde se utilizaba una gran incisión para acceder al útero y a la anatomía circundante, durante muchos años ha sido el enfoque estándar de diversos procedimientos ginecológicos. Este tipo de cirugía puede generar gran dolor, experiencias traumáticas, un largo período de recuperación y la amenaza de afectar los órganos y nervios circundantes. En general, las mujeres que deben someterse a una cirugía ginecológica sienten mucha ansiedad debido al período de dolor, a las molestias y al tiempo prolongado durante el que deben dejar de cumplir con sus actividades habituales, lo que, generalmente, deriva de la cirugía tradicional.

Afortunadamente, hay disponibles opciones menos invasivas. Algunos procedimientos ginecológicos permiten a los cirujanos acceder a la anatomía de destino mediante un enfoque vaginal, que, en ocasiones, no requiere una incisión externa. Sin embargo, en el caso de las histerectomías complejas y otros procedimientos ginecológicos, la cirugía asistida por robot mediante el sistema quirúrgico Da Vinci® podría ser la opción de tratamiento más efectiva y menos invasiva. Mediante incisiones pequeñas de 1 a 2 cm, los cirujanos que utilizan el sistema Da Vinci* pueden operar con mayor precisión y control; de esta manera, reducen el dolor y el riesgo asociado con las grandes incisiones y aumentan la posibilidad de lograr una recuperación más rápida y obtener excelentes resultados clínicos.

El sistema quirúrgico Da Vinci es una plataforma robótica que permite a los médicos realizar procedimientos avanzados mínimamente invasivos con una precisión inigualable. Si bien la laparoscopía tradicional requiere instrumentos largos y manuales que no se doblan ni giran, Da Vinci brinda a los médicos mayor flexibilidad y movilidad.

El sistema Da Vinci resulta más beneficioso para los pacientes, ya que se trata de una cirugía que se puede realizar con pequeñas incisiones en lugar de las extensas incisiones abdominales. Significa menos dolor, menos pérdida de sangre, una internación más breve y una recuperación más rápida.