The Renaissance Bariatric and Metabolic Institute

Beneficios de la pérdida de peso quirúrgica

A continuación, encontrará una lista de problemas o comorbilidades que afectan a la mayoría de los órganos del cuerpo debido a la obesidad grave. La mayoría de estos problemas pueden mejorar en gran medida o resolverse completamente con el adelgazamiento satisfactorio. La mayoría de las personas, actualmente, han observado esto en realidad, por lo menos, durante períodos cortos después de haber adelgazado con una dieta. Desafortunadamente, con dieta, tales beneficios, en general, no duran debido a que, bajar de peso con dieta, a menudo, no es duradero. Hemos demostrado que el adelgazamiento logrado con el bypass gástrico en Y de Roux puede promediar un 80 % de exceso de peso corporal y puede mantenerse durante años después de la cirugía. Enseñamos a los pacientes un programa muy simple, que es mucho más fácil de seguir cuando uno no está constantemente privado con una dieta.

Las afecciones médicas que pueden mejorar de forma significativa después de la cirugía son:

Co-morbidity Reduction after Bariatric SurgeryReducción de la comorbilidad después de la cirugía bariátrica. Presión arterial alta. Al menos, el 70 % de los pacientes que tienen presión arterial alta y toman medicamentos para controlarla quedan en condiciones de suspender todos los medicamentos y lograr una presión arterial normal, en general, dentro de los dos o tres meses después de la cirugía. Cuando los medicamentos siguen siendo necesarios, la dosis puede bajar y esto reduce los efectos colaterales del medicamento.

Colesterol alto. Más del 80 % de los pacientes desarrollarán niveles normales de colesterol dentro de los dos o tres meses posteriores a la intervención.

Cardiopatía. Aunque no podemos decir que las cardiopatías se reducen de manera definitiva, la mejoría en problemas tales como la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes sugiere, con certeza, que es muy probable mejorar los riesgos. En un estudio reciente, el riesgo de muerte a causa de enfermedad cardiovascular se redujo en gran medida en pacientes diabéticos que eran particularmente susceptibles a este problema. Pueden pasar muchos años antes de que existan pruebas, ya que no hay una manera fácil y segura de comprobar la cardiopatía.

Diabetes. Más del 90 % de los pacientes con diabetes tipo II obtienen resultados excelentes, en general, dentro de unas pocas semanas después de la cirugía; niveles normales de azúcar en sangre, valores normales de hemoglobina A1C y eliminación de todos los medicamentos, incluidas las inyecciones de insulina. De acuerdo con numerosos estudios sobre la diabetes y el control de sus complicaciones, es probable que los problemas asociados a la diabetes disminuyan su progresión cuando los niveles de azúcar en sangre se mantengan dentro de los valores normales. No existe tratamiento médico para la diabetes que pueda lograr un efecto tan completo y profundo como una cirugía, lo que ha llevado a que algunos médicos recomienden que la cirugía es el mejor tratamiento para la diabetes en el paciente obeso de gravedad. La tolerancia a la glucosa anormal o “diabetes limítrofe”, incluso, se revierte de manera más confiable con un bypass gástrico. Como esta afección, en muchos casos, se torna diabetes, la operación, con frecuencia, puede evitar la diabetes.

Asma. La mayoría de las personas asmáticas descubren que tienen menos ataques o ataques de menos gravedad o, a veces, no tienen ningún ataque. Cuando el asma está asociado a la enfermedad de reflujo gastroesofágico, esto se ve particularmente beneficiado por el bypass gástrico.

Insuficiencia respiratoria. La mejora de la tolerancia al ejercicio y capacidad para respirar, en general, se observa dentro de los primeros meses después de la cirugía. A menudo, los pacientes que apenas pueden caminar descubren que pueden participar en actividades familiares e, incluso, practicar deportes.
 
Síndrome de apnea del sueño. Se produce un alivio significativo de la apnea del sueño a medida que nuestros pacientes pierden peso. Muchos pacientes informan que, en el transcurso de un año de realizada la cirugía, los síntomas han desaparecido por completo e, incluso, han dejado de roncar por completo. Sus cónyuges están de acuerdo. Muchos pacientes que necesitan un respirador auxiliar para tratar la apnea del sueño ya no necesitan pérdida de peso inducida quirúrgicamente.
 
Enfermedad de reflujo gastroesofágico. El alivio de todos los síntomas de reflujo, por lo general, se produce unos días posteriores a la cirugía para casi todos los pacientes. Hay varios estudios nuevos para determinar si los cambios en la membrana esofágica, llamado esófago de Barrett, también pueden revertirse con la cirugía y, así, disminuir el riesgo de cáncer de esófago.
 
Enfermedad de la vesícula biliar. Cuando está presente la enfermedad de la vesícula biliar al momento de la cirugía, se “cura” con la extirpación de la vesícula biliar durante la operación. Si no se extirpa, se observa algún aumento en el riesgo de desarrollar cálculos después de la cirugía y, en ocasiones, es posible que se deba extirpar la vesícula biliar más adelante.
 
Incontinencia urinaria por estrés. Esta afección es una respuesta drástica a la pérdida de peso y, habitualmente, se controla por completo. Una persona que sigue teniendo problemas de incontinencia puede optar por someterse a una cirugía correctiva específica más adelante, con más posibilidades de obtener un resultado satisfactorio si el peso corporal es menor.
 
Poco dolor de espalda, enfermedad degenerativa de discos y enfermedad degenerativa de las articulaciones.
Por lo general, los pacientes tienen un alivio considerable del dolor y de la incapacidad proveniente de la artritis degenerativa y enfermedad de discos en las articulaciones que soportan el peso. Esto tiende a ocurrir tempranamente con las primeras 20 o 30 libras de peso que se pierden, en general, en el plazo de un mes después de la cirugía. Si ya hay irritación o daño estructural, es posible que no se reviertan con el adelgazamiento y que algunos dolores persistan.

Resultados de la cirugía para adelgazar

La mayoría de los pacientes pierden, aproximadamente, entre un 66 y 80 por ciento del peso corporal excedente con el procedimiento del bypass gástrico. El adelgazamiento sustancial se produce entre los 18 y 24 meses después de la cirugía; es normal recuperar un poco de peso y se puede esperar en el plazo de dos a cinco años después de la cirugía.
 
Además del adelgazamiento, se ha descubierto que la cirugía tiene un efecto favorable en las afecciones médicas, tales como: diabetes, hipertensión, reflujo ácido, apnea del sueño, síndrome ovárico poliquístico (polycystic ovary syndrome, PCOS), incontinencia urinaria por estrés, poco dolor de espalda y mucho más. Las investigaciones han demostrado que el 80 % de los pacientes diabéticos han tenido remisión de su diabetes (el azúcar en sangre es normal sin ninguna medicación). Muchos pacientes registran mejoras del humor y en otros aspectos de la función psicosocial después de la cirugía.
 
Lo que es más importante es que mejora la calidad de vida general. Muchos pacientes expresan entusiasmo debido a que pueden hacer cosas que suelen parecer triviales para las personas que no son obesas, como mejoras en el aseo personal, ir de compras, jugar con sus hijos, entrar en el automóvil y salir de este, subir a la montaña rusa, comprar ropa de talla regular… la lista es infinita.
 
Además, como la mayoría de las cirugías se realizan mediante laparoscopía (cirugía mínimamente invasiva), los pacientes, en general, tendrán estadías más cortas en los hospitales, las incisiones son más pequeñas y los períodos de recuperación son más rápidos.
 
Para obtener más información sobre los beneficios de la cirugía para adelgazar, comuníquese con el Doctors Hospital at Renaissance Bariatric and Metabolic Institute.